Especialistas En Custodia De Menores

Steven Fernández y Mark Karney son Especialistas Certificados en Derecho Familiar* con una experiencia combinada de 50 años.

SOLICITA UNA CONSULTA GRATUITA

Abogado de Custodia de Menores en Los Ángeles

El proceso de custodia de menores a menudo es el aspecto más estresante de un caso de derecho familiar. Mientras que los activos perdidos pueden ser recuperados, nunca podrás recuperar el tiempo perdido con tus hijos. En Fernández & Karney somos Especialistas Certificados en Derecho Familiar con más de 50 años de experiencia combinada. Hemos manejado exitosamente miles de casos de custodia y utilizaremos esta experiencia para ayudarte. Habla hoy con un abogado de custodia de menores de Los Ángeles en Fernández & Karney para saber cómo te podemos ayudar.

Entendiendo la estructura de la custodia

La custodia de menores es un asunto complejo, ya sea en el contexto de divorcio, separación, violencia intra-familiar, acusaciones de abuso de menores, o casos de mudanza. Los derechos parentales y los derechos de los menores obviamente tienen prioridad, pero el estado también tiene un interés expreso en el bienestar de los menores.

Esto puede incrementar el numero de participantes involucrados en cualquier disputa relacionada a la custodia de un menor: además de las instituciones que pueden tener una responsabilidad legal para intervenir, dependiendo de la edad del menor, un tutor puede ser asignado para representar al menor independientemente, como un agente ad litem (durante la demanda). El propósito de una representación independiente en el tribunal es permitir a los menores expresar sus propias preferencias de custodia. Debido a la dependencia de los niños a los adultos, el juez puede llevar a cabo medidas protectoras rápidas por su propia cuenta, implicando los derechos de los padres a un debido proceso.

La política pública del Estado de California, articulada expresamente en el Código Familiar Sección 3010, es “la de asegurar que los menores tengan un frecuente y continuo contacto con ambos padres” después de un divorcio o una separación. Sin embargo, el estado también está interesado en el bienestar de los menores, y en las denuncias de abuso de menores y violencia intra-familiar.

Bajo circunstancias que involucran violencia intra-familiar, abuso de menores, o alguna amenaza a la salud y seguridad de un menor, según se enlistan en la Sección 3030, los jueces en California pueden negar la custodia o los derechos de visita. Asimismo, en instancias en las que un padre abandona al menor, no es capaz o rechaza la custodia, el otro padre tiene derecho a la custodia única.

Custodia Única

El Código Familiar distingue entre custodia única física y legal, y forja derechos de visita para el padre que no guarda la custodia: si es otorgada la custodia única legal, un padre retiene la responsabilidad exclusiva para las “decisiones relacionadas a la salud, la educación y el bienestar del menor.” Sin embargo, aunque la idea básica de la custodia única física asume que el menor vivirá con un padre, el juez tiene el poder de ordenar visitas.

Bajo la ley de California, la madre y el padre (o presunto padre), “tienen el mismo derecho” a la custodia de un menor sin emancipar. Sin embargo, de acuerdo al Buro de Censos de EEUU, en 2009 solo 1 de cada 6 parientes con custodia en el país eran los padres (17.8%). Notablemente, este número incluye padres o madres que nunca se casaron. Así, aunque más del 80% de los parientes con custodia son mujeres, 36.8% de las madres con custodia nunca se casaron. El número total de menores viviendo en un acuerdo de custodia única fue de 22 millones.

La idea de que una madre debe jugar el papel dominante en la crianza de un menor solo prevaleció a mediados del siglo XIX, de acuerdo al profesor de derecho J. Herbie DiFonzo. Según él, en la era colonial los jueces usualmente otorgaban la custodia única a los padres. Sin embargo, la idea de que la madre es la persona más apropiada para tener la custodia única de un niño pequeño, o la teoría de “los años tiernos”, ya no aplica en las cortes: se espera que los jueces tomen sus decisiones con base en los mejores intereses del menor. Aunque la noción de que la custodia única es la más benéfica para el menor se ha desacreditado, ya que la decisión del otorgamiento de custodia es a discreción del juez, los padres quizás quieran considerar resolver el asunto por acuerdo mutuo, y crear un plan de crianza, para evitar la incertidumbre y el costo asociados con un proceso judicial.

La Sección 3011 del Código Familiar de California contiene una disposición expresa que si los padres acuerdan la custodia o un plan de visitas por escrito, el juez generalmente lo aplicará (a menos que exista un riesgo al bienestar del menor). Pero, mientras que la ley permite que los jueces y la familia tengan “la más amplia discreción” al identificar el mejor resultado para el menor, también requiere que “la necesidad del menor de continuidad y estabilidad” sea tratada y que se preserven “los patrones establecidos de cuidado y vínculos emocionales”.

El Mejor Interés Del Menor

Los jueces de California consideran los siguientes factores al decidir la línea de acción que está “en el mejor interés del menor”.

  • Salud y seguridad del menor;
  • Historia de abuso (llevado a cabo por la persona buscando la custodia en contra de: otro menor en su custodia, otro/a padre/madre, esposo/a, concubino/a, prometido/a o pareja de la persona que busca la custodia);
  • Naturaleza y frecuencia del contacto entre el menor y ambos padres;
  • Uso de substancias controladas, alcohol, o medicamentos recetados por cualquiera de los padres.

Una decisión sobre la custodia potencialmente puede incluir acusaciones o el hallazgo de que otorgar la custodia a un padre podría ser perjudicial para el menor. En este sentido, la Sección 3041 del Código Familiar de California establece que:

  • Las acusaciones de perjuicio no deben aparecer en los alegatos.
  • El juez puede excluir al público de tener audiencia en este asunto.
  • Aunque generalmente se requiere de evidencia clara y convincente (es decir, más que sólo “mera” preponderancia de evidencia), un hallazgo de perjuicio al menor es una forma distinguida y separada de determinar que un padre/madre no es apto/a.

El juez también podrá ordenar pruebas de drogas o alcohol, aunque los resultados de las pruebas deberán ser confidenciales, como registro sellado, y sin más, no puede ser la única base para otorgar custodia de un menor. Los jueces tienen expresamente prohibido dar preferencia a un padre debido a su género. Asimismo, el estatus migratorio de un padre (o tutor) es irrelevante cuando se está considerando la custodia de un menor.

Custodia Compartida

El término custodia compartida significa que tanto la custodia legal como física es compartida por ambos padres. El Código de California define la custodia legal compartida como una situación en la que “ambos padres deben compartir el derecho y la responsabilidad en la toma de decisiones respecto a la salud, la educación y el bienestar del menor.” La custodia física compartida requiere que a cada padre se le permitan “periodos significativos de custodia física”.

De acuerdo a la revista Time, un estudio Sueco publicado recientemente confirmó que los menores que viven en dos casas, con ambos padres, experimentan un menor estrés y tienen menos problemas que los menores viviendo tan sólo con un padre en un llamado acuerdo de custodia dividida. Esto contradice las opiniones que enfatizan el impacto negativo de mover a un menor de un lugar a otro.

Hable Con Un Abogado de Custodia De Menores De Los Ángeles

Al enfrentarte a una demanda de custodia, el paso más importante que puedes tomar es hablar inmediatamente con un abogado de derecho familiar experimentado. El Sr. Fernández y el Sr. Karney son ambos Especialistas Certificados en Derecho Familiar y tienen una experiencia combinada de 55 años. Cuando estés peleando por tus hijos, asegúrate de tener a un equipo con un historial comprobado en proteger derechos parentales. Llámanos hoy para una consulta gratuita.